La imagen del Centro ha cambiado. Y cambia por momentos. Los andamios que durante meses cubren las fachadas de los edificios dejan ver, una vez que acaban su labor y son retirados, auténticas joyas arquitectónicas que antes, por puro abandono, pasaban completamente inadvertidas para el paseante. El casco histórico se recupera de su deterioro y vuelve a ser apetecible para convertirse en la zona de residencia de muchos malagueños.

Para seguir leyendo pincha en el enlace de la noticia: La Opinión de Málaga.

Categories: Noticias

Comments are closed.

Twitter

No public Twitter messages.

Enlaces

  • Diócesis de Málaga
  • ARS Malaga
  • COAAT
  • Ayto. Malaga