Curva, movimiento, grandiosidad, desafío al espacio… Todo esos conceptos sirven para definir el más puro estilo barroco, y todos ellos se dan en el que posiblemente sea el templo barroco por excelencia de Málaga: la iglesia de San Felipe Neri. Esta joya, que pasa desapercibida para los ojos de los turistas y de los propios malagueños por no encontrarse ubicada en pleno casco antiguo, ha recuperado su original esplendor gracias a una completa restauración de su interior con la que se sigue la labor desarrollada a principios de la pasada década para restaurar sus fachadas, en las que aparecieron pinturas murales.

Para seguir leyendo pincha en el enlace de la noticia: Diario Sur

Categories: Noticias

Comments are closed.

Twitter

No public Twitter messages.

Enlaces

  • Diócesis de Málaga
  • ARS Malaga
  • COAAT
  • Ayto. Malaga