El denominado antiguo barrio de artesanos se desarrolló extramuros de la ciudad islámica. Parte de él estuvo habitado en época musulmana constituyendo el Arrabal de la Fuentecilla o Fontanella, del que Pulgar comentó que estaba cerrado por fuertes muros y muchas torres. Se distribuía entre la Puerta de Granada y la de Antequera hacia la zona sur y corría paralelo a la muralla, limítrofe en esta zona de muros almenados y, según el Idrisí, tenía una puerta que daba a la calle de la Victoria. En distintos planos de la Málaga musulmana recogidos por Guillén Robles o Emilio de la Cerda, aparece hacia la zona norte un recinto murado que era utilizado como ejido para pastar el ganado.

Con la llegada de los Reyes Católicos, determinados solares y propiedades de la zona más cercana a la muralla fueron cedidos a personal de servicio de los reyes, comenzando la remodelación de la misma. Asimismo se cedieron terrenos a las órdenes religiosas. Los primeros en asentarse fueron los Franciscanos que fundaron su convento en 1489, los Capuchinos en 1619 y los Filipenses que llegarían a instalarse en el siglo XVIII.

Para seguir leyendo pinchar en el siguiente enlace: Hermandad de la Salutación.

 

Categories: Noticias

Comments are closed.

Twitter

No public Twitter messages.

Enlaces

  • Diócesis de Málaga
  • ARS Malaga
  • COAAT
  • Ayto. Malaga